Flor de Llúpol viaja a la cuna de las cervezas Gruit en Gante.

Flor de Llúpol viaja a la cuna de las cervezas Gruit en Gante.

  • By
  • On 26th mar 2015

Flor de Llúpol es un espacio dedicado a la cerveza artesana que está situado en el barrio de Sant Andreu, Barcelona. Este proyecto nació hace un año y medio de la mano de Lorena y Juanjo. Su objetivo es introducir al público en el mundo de las sensaciones organolépticas de la cerveza, por lo que dedican su espacio a recopilar variedades de los diferentes estilos que podemos encontrar en el Beer Judge Certification Program (conocido por todos como BJPC). Puesto que el mundo de las sensaciones es primordial, no puede faltar en Flor de Llúpol un espacio dedicado a la degustación, en el que se organizan regularmente actividades de cata y maridaje enfocadas a difundir la cultura cervecera.

Precisamente el pasado 21 de septiembre tuvo lugar la presentación de los cinco estilos Gruit en este espacio, dentro de gira de la marca por el territorio catalán conocida como “Gruit on Tour”. El éxito que tuvo dicha actividad despertó el interés de Lorena y Juanjo por conocer más a fondo las particularidades de las cervezas Gruit y su elaboración a base de hierbas y especias infusionadas. De hecho, en FdL apostaron desde el principio por las cervezas Gruit tanto su potencial gastronómico como por su marcado carácter histórico.

Con ganas de entrar en el mundo de la cerveza elaborada sin lúpulo y aprovechando su viaje anual al Brugs Beer Festival en la ciudad de Brujas (Bélgica),Lorena y Juanjo visitaron la Brouwerij de Gruut en Gante el pasado día 6 de febrero. La cervecería de Gruut está en el corazón de Gante y en ella se puede disfrutar de la visita a un espacio único en el que se lleva a cabo todo el proceso de elaboración de las cervezas Gruut, comercializadas en España como Gruit. Allí les recibió Annick de Splenter, una de las maestras cerveceras belgas más joven y con una dilatada trayectoria profesional. La visita fue bastante rápida pues esta mujer está enfrascada en un sinfín de tareas, a pesar de esto, Annick les acompañó por las instalaciones de la cervecería, explicando con especial atención el tema de los infusionados y la elaboración del “gruit”. Realmente la visita fue muy interesante, no sólo por el enclave excepcional de la cervecería sino por la particular explicación que recibieron de Annick.

Para Flor de Llúpol, las cervezas Gruit son una referencia fundamental que encaja perfectamente con su línea de negocio vinculada a las sensaciones organolépticas y a estilos de cerveza poco habituales, además de la estética fresca y elegante de la marca. Wit y Blond son dos de los estilos que más salida tienen en este espacio dedicado al mundo de la cerveza artesana de Sant Andreu, puesto que son ideales para acercarse a ese tipo de público que rechaza los matices amargos del lúpulo.

Desde Gruit Projects sólo nos queda agradecer el afecto y dedicación, tanto a Flor de Llúpol y  todos nuestros clientes, como a Annick de Splenter, impulsora de la recuperación de sistemas de elaboración ancestrales, pues sin todos vosotros nuestro proyecto no sería posible.